Sección de Usuarios

Déficit fiscal alcanzó el 5,8% del PIB a agosto 2020

Según las cifras más recientes del Ministerio de Hacienda, el impacto de la pandemia se refleja en las finanzas públicas del país. En el acumulado de enero a agosto del presente año, los ingresos totales disminuyeron 11,8% respecto al mismo periodo del 2019, dentro de los cuales los ingresos tributarios disminuyeron 11,5%. Esto último que se dejaron de percibir ¢342.963 millones en los primeros ocho meses del año, en comparación con la recaudación acumulada a agosto del año pasado.

La caída en los ingresos tributarios se explica por la reducción de 8,9% en el impuesto sobre la renta (que representa cerca del 40% del total de ingresos tributarios), esto significa ¢100.118 millones (0,29% del PIB) menos en este 2020; la caída de 37,2% el impuesto sobre el consumo, mientras que el impuesto de ventas interno creció 8,3% (10,8% en el 2019). Hacienda reportó, además, una fuerte caída en lo captado mediante el impuesto único a los combustibles; en este caso fue de 17,73%.

En cuanto a los egresos del Gobierno Central, estos crecieron 2,6% (12,1% un año antes), mientras que el gasto total sin intereses disminuyó 2,3% (creció 7,6% en 2019). Este menor crecimiento del gasto total es explicado, principalmente, por un menor crecimiento en las remuneraciones (2,0% en 2020 en contraste con 3,4% en 2019), así como de las transferencias corrientes y una disminución de 36,0% en el gasto de capital (que representó 4,5% del gasto total). Por su parte, los intereses continúan siendo de las principales cargas del gobierno, creciendo 23,3% en 2020 (36,1% en 2019).

Con estas cifras, el déficit financiero representó el 5,8% del PIB al mes de agosto del 2020 (4,1% en el mismo periodo del 2019). Este déficit fiscal se compone de un déficit primario que llegó a representar el 2,5% del PIB (1,6% en 2019) y el pago de intereses, que representó el 3,3% del PIB.