Sección de Usuarios

En marzo, el Gobierno finalizó con superávit primario del 0,9% del PIB

En marzo del 2022, el déficit financiero del Gobierno Central se situó en 0,8% del Producto Interno Bruto (PIB) estimado por el Banco Central de Costa Rica (BCCR), valor que se encuentra 0,2 puntos porcentuales (p.p.) por debajo de la cifra registrada en el mismo mes del 2021 (1%). En cuanto al balance primario, según los datos publicados por el Ministerio de Hacienda, hubo un superávit equivalente al 0,9% del PIB.

Los ingresos totales presentaron un aumento de 11,4% en términos interanuales (27,2% en 2021). El repunte en los ingresos se debe, en parte, al incremento de los ingresos no tributarios y a las contribuciones sociales. Los ingresos no tributarios continúan reflejando el efecto de la incorporación de los Órganos Desconcentrados (ODs) (Ley No.9524), al mostrar un crecimiento de 81,5% respecto al 2021, a pesar de crecer vertiginosamente en 2021. Por otro lado, debido a la incorporación del FODESAF al Presupuesto Nacional 2021 (Ley No. 9524), los ingresos por contribuciones sociales aumentaron en ¢8.990 millones respecto a marzo del 2021, lo que genera una tasa de variación de 7,9%, en el mismo periodo de 2021 crecieron 509,7%.

En cuanto a los ingresos tributarios, estos crecieron 18,8% (13,2% en 2021). El comportamiento de los ingresos tributarios responde a las siguientes partidas:

  1. El impuesto sobre la renta aumentó 17,1%, mientras que al tercer mes del 2021 había aumentado 30,4%. Este rubro representó 42,2% de los ingresos tributarios.
  2. El impuesto al valor agregado (IVA) creció 16%, mientras que el año anterior disminuyó 2,1%. Este rubro representó 20,6% de los ingresos tributarios.

Por su parte, los gastos totales acumulados crecieron 6,3% (10,9% en 2021), entre los factores que explican dicho comportamiento está la incorporación de los egresos de 51 ODs en el Presupuesto Nacional. En particular, el pago de remuneraciones creció un 1,9% (5,7% en 2021), mientras que las transferencias crecieron 8,3% (-0,8% en 2021) y los gastos en pago de intereses aumentaron un 10,9% (22,1% en 2021). El pago de intereses representa el 30,5% de los gastos totales y 1,6% del PIB.