Sección de Usuarios

Primer trimestre del año finaliza con un superávit primario

Al mes de marzo de este año, el déficit fiscal acumulado se situó en 1,1% del Producto Interno Bruto (PIB) estimado por el Banco Central (BCCR). Esta cifra es mayor en 0,5 p.p. a la cifra observada en el mismo periodo del 2020. En cuanto al balance primario, se observó un superávit por primera vez en 11 años, este fue de 0,6% del PIB (-0,1% en 2020).

Para el periodo de análisis, los ingresos totales presentaron un aumento de 27,2% en términos interanuales (0,7% en 2020). El repunte en los ingresos se debe, en parte, al incremento de los ingresos no tributarios y a las contribuciones sociales. Los ingresos no tributarios continúan mostrando el efecto de la incorporación de los Órganos Desconcentrados (ODs) (Ley No.9524), al mostrar un crecimiento de 100,9%, con respecto al 2020. Por otro lado, debido a la incorporación del FODESAF al Presupuesto Nacional 2021 (Ley No. 9524), los ingresos por contribuciones sociales aumentaron en ¢94,769 millones (0,3% del PIB), con respecto al 2020, lo que genera una tasa de variación extraordinaria de 509,7%.

En cuanto a los ingresos tributarios, estos crecieron 13,2% (4,7% en 2020). El comportamiento de los ingresos tributarios responde a las siguientes partidas:

  1. El impuesto sobre la renta aumentó 30,4% en 2021, mientras que en 2020 había disminuido 7,9%. Este rubro representó 42,7% de los ingresos tributarios.
  2. El impuesto al valor agregado total decreció 2,1%, mientras que el año anterior creció 42,1%. Este rubro representó 21,1% de los ingresos tributarios.
  3. El rubro de otros ingresos tributarios creció 2,7% (creció 11,0% en 2020

Por su parte, los gastos totales crecieron 10,1% (0,3% en 2020), entre los factores que explican dicho comportamiento está la incorporación de los egresos de 51 ODs en el Presupuesto Nacional. Los gastos sin intereses crecieron 6,8%, mientras que el año anterior decrecieron 9,5%. Esto se debe al crecimiento de las remuneraciones (5,7%), la compra de bienes y servicios (74,7%) y los gastos de capital (42,1%). Los intereses crecieron 22,1% (41,9% en 2020).